Lanús finalista con una remontada para la historia

En un polémico y emocionante encuentro de la CONMEBOL Libertadores Bridgestone, Lanús clasificó por primera vez en su historia a la final de la Copa 2017, tras remontar un 0-2 (0-3 en el global) por un sorprendente 4-2 (4-3 global) a nada más y nada menos que River Plate, en una histórica noche de semifinales en el estadio de Ciudad de Lanús.

El comienzo del partido fue como se esperaba: un Lanús local buscando el arco rival ante un ordenado River Plate que esperaba al ‘Granate’ con la calma de la ventaja de ida en Núñez por 1-0. Pronto, River comenzó a ser más incisivo y fue en el minuto 16′ que, tras un penal de Diego Braghieri sobre Ignacio Fernándes en el área, el goleador letal Ignacio Scocco convirtió el 0-1 a los 17′ del primer tiempo.

Luego del gol de Scocco, los ‘Millonarios’ controlaban el encuentro a placer ante un deslucido Lanús que luchaba por recuperar el ánimo. Pero el golpe se agrandaría más a los 22′, cinco minutos después, tras un rebote del arquero Andrada en una jugada a balón parado que Montiel lo aprovecharía para marcar el 0-2 de la visita, era el 3-0 en el global a favor de ‘La Banda’.

Parecía que todo estaba acabado y fue partir de esto que comenzarían las polémicas del VAR (Sistema de Asistencia Arbitral por Vídeo), con una mano del defensa Marcone no pitada ni revisada por Roldán en una gran jugada de Scocco dentro del área chica. Fue después de esto que José Sand descontaría sobre el final del primer tiempo, a los 45′, con un fuerte remate y una complicidad de Germán Lux para el 1-2.

El comienzo del segundo tiempo sería determinante, pues sería gracias a José Sand nuevamente que Lanús se fortalecería tras empatar el encuentro al minuto del comienzo (46′) después de una serie de errores y rebotes en la saga defensiva de River Plate.

El partido se tornaría aún más emocionante con un gol de Lautaro Acosta a los 61′ en una enorme jugada del entonces ya figura José Sand en la banda derecha, donde Acosta cazaría un remate dentro área chica para poner el 3-2 a favor del local que se animaba a soñar.

Siete minutos después, a los 68′, River no contendría la presión del ‘Granate’ y, gracias a un penal asistido por el VAR, por un agarrón dentro del área, Alejandro Silva marcaría fácilmente el increíble 4-2, para soportar la reacción que se tornaría imposible por los dirigidos de Marcelo Gallardo.

Así, en una noche inverosímil de Libertadores, Lanús sacó su chapa de campeón sudamericano (Sudamericana 2013) y se impuso con un marcador global de 4-3 sobre el gigande River Plate en Argentina. Ahora, los dirigidos de Almirón esperan por el vencedor entre el Gremio de Brasil y el Barcelona de Ecuador para el próximo duelo que definirá al flamante campeón de América.

Fuente: Guía Oficial Libertadoes.

Leave a Comment