Gremio fue contundente y goleó a Barcelona en Guayaquil

Barcelona tuvo ayer su noche más desafortunada en esta Copa Libertadores 2017. Los de Almada cayeron por 3-0 frente a un contundente Gremio en un Estadio Monumental de Guayaquil copado. Barcelona, que arribaba al primer partido de semifinales con las bajas de Gabriel Marques -suspendido por tres partidos- y Jonathan Álvez -suspendido por tres encuentros-, además del lesionado Darío Aimar, jamás pudo descifrar el dilema que le planteó un equipo poderoso y ordenado.

Para suplir las ausencias, Almada presentó a Oswaldo Minda, Luis Caicedo y Ariel Nahuelpán en los puestos respectivos. También presentó a Washington Vera, en lugar del extremo habitual, Marcos Caicedo, por la banda izquierda.

Más allá de las bajas, en el desarrollo del partido, todo lo que intentó le salió mal a Barcelona. Después de un remate de Washington Vera al minuto cinco por parte de Barcelona, nadie en el estadio imaginaba lo que se sucedería. Dos minutos más tarde de la acción de Vera, Bruno Cortes se filtró por la banda izquierda, esquivó a Velasco y lanzó un centro. El balón rebotó en Matías Oyola, que junto con el resto de sus compañeros se encontraba muy atrás, dentro de su propia área, y recayó en un Luan totalmente libre de marca, al borde del área “torera”. Luan definió ante la marca de Luis Caicedo, y el balón rebotado venció a Banguera.

Barcelona, fiel a su vocación ofensiva, reaccionó tocando el balón. Pero no hubo claridad. La claridad sí la tuvo Gremio para colocar la segunda en un tiro libre de Edilson. El defensor cobró la falta con el borde externo de su botín, por encima de la mal colocada barrera de Barcelona, y venció a un Banguera que no acertó a moverse de su posición.

Otra vez, Barcelona buscó descontar, pero no encontraba los espacios que requería. Además, jugadores como Washington Vera y Ely Esterilla tuvieron actuaciones opacas a lo largo de la primera parte.

Para el segundo tiempo, Almada metió a Marcos Caicedo y José Ayoví al campo de juego, con la esperanza de que su ingreso lograse inclinar las cosas a favor de su equipo. Barcelona mejoró notablemente en la parte ofensiva, y ya fue capaz de elaborar ocasiones de gol claras. Damián Díaz tuvo una oportunidad en los albores de la etapa de complemento, tras encontrar, de espaldas al arco, un centro de Marcos Caicedo. Su intento de anotar un gol de taco resultó infructuoso. Pocos minutos más tarde, el portero Marcelo Grohe sacó una ocasión clarísima de Ariel Nahuelpán, que definió casi desde la línea, a quemarropa. Barcelona jugaba mejor. Parecía que el descuento estaba por caer, pero los amarillos dejaron espacios por la banda derecha. Edilson aprovechó el callejón libre para centrar el balón, a ras de piso, en dirección a la gran figura de la noche, Luan, que definió con sencillez para cerrar el marcador.

El 3-0 fue excesivo para Barcelona, que no logró recuperarse anímicamente y entregó algunos de sus peores momentos a lo largo de esta Copa. Ordenado tácticamente, Gremio estuvo cerca de marcar la cuarta, pero sus delanteros desperdiciaron increíblemente oportunidades claras de gol.

Las bajas y la falta de claridad al definir acabaron por hundir a Barcelona en este partido. Quedan todavía 90 minutos en Porto Alegre, pero la situación se ve complicada. Barcelona necesitará apelar a lo mejor de su juego en un serie que se ve casi perdida.

Por su parte, Gremio hizo el negocio. Jugó de la misma manera en que ha jugado a lo largo del torneo: con efectividad. Puede que el equipo de Renato Gaúcho no luzca mucho con el balón en su control, pero la calidad de sus futbolistas obliga a cualquier equipo a tener cuidado de una escuadra que ha hecho pagar caros los errores a todo elenco que ha enfrentado en el torneo. Gremio, el único representante de Brasil en estas fase decisivas de la Libertadores, el prototipo de equipo brasileño moderno -vertical, práctico y efectivo-, se prepara para sellar el boleto a una nueva final.

Alineaciones:

Barcelona: Banguera; Pedro Pablo Velasco, Luis Caicedo, Xavier Arreaga, Beder Caicedo; Oswaldo Minda, Matías Oyola; Damián Díaz, Washington Vera (Marcos Caicedo, 45′), Ely Esterilla (José Ayoví, 45′); Ariel Nahuelpán (Erick Castillo, 66′)

Gremio: Grohe; Edilson (Leo Moura, 59′), Geromel, Kanemann, Bruno Cortez; Jailson (Michel, 77′), Arthur, Ramiro, Luan, Fernandinho y Lucas Barrios (Cícero, 80)

Goles:
Luan (7′ y 50′) y Edilson (20′

Autor: Jorge Andrés Bayas

Leave a Comment